Historia de la Economía: John Kenneth Galbraith

mayo 17, 2009

Un libro sobre la historia de la economía, que desde Malthus se dice que  es una ciencia lúgubre, que surge en tiempos de escasez, puede parecer una lectura no muy apeticible. Pero viniendo de alguién que dijo que la economía servía principalmente para dar trabajo a los economistas, la cosa cambia. La lectura es ágil, sencilla, por doquier con una fina ironía elegante y acerada. Los conceptos que trata, no. Pero merece la pena, sobretodo si uno sabe algo de economía. En todo caso resalta su lucidez y su denuncia, como el que advierte que el rey va desnudo, entre las ideas económicas y la forma en que vivimos -o nos hacen vivir- la vida;  sobre la pretensión de la economía como ciencia positiva: “La economía no existe aparte de la política [..] negarlo es una pantalla que oculta la realidad del poder y de las motivaciones económicas” O sobre la creatividad en las empresas y las nuevas relaciones laborales: “entre el personal de la dirección de la empresa moderna se distinguen [..] los que mandan y los mandados. Pero ocurre también que [..] se recurre a la negociación como medio de atemperar el autoritarismo. Es enteramente normal, por ejemplo, que un técnico, un diseñador o un vendedor resulten más importantes para la empresa que la persona que los supervisa. En estos casos, la autoridad no da instrucciones, sino que debe recurrir al estímulo y a la persuasión, y no tiene más remedio que aprender. [..] la relación jerárquica es sustituida por la cooperación…” “En épocas anteriores Keynes había propuesto que los billetes de libras esterlinas se enterreran en minas de carbón, pues al excavar luego para recuperarlos se promovería el empleo [..]. El armamento ingentemente costoso que no podía utilizarse a causa de su poder destructivo casi infinito, llego entonces a servir los mismos fines económicos que la moneda enterrada” No os parece que de una aterradora actualidad y lucidez…

Anuncios

One Response to “Historia de la Economía: John Kenneth Galbraith”


  1. Galbraith aparentaba ser taciturno, vitriolico y no se cuantas cosas más, pero, sobre todo, era alguien tremedamente humano. Recuerdo que uno de sus pensamientos más frecuentes giraban en torno a la impunidad con que se toman grandes decisiones económicas en oscuros despachos sin valorar las consecuencias reales.
    La Era de la Incertidumbre es una de sus obras menores, pero quizás la que mejor le refleja.
    Un saludo
    JLMON


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: