your decisionA la hora de encarar un proyecto, del tipo que sea -de producción, de operaciones, financiero, o de investigación- nos encontramos frecuentemente con el mismo tipo de problemas: ¿cómo cuantificar los imponderables, algo que en principio no sabemos ni lo que es, y que al final pretende responder a la pregunta fundamental: nos saldrá “bien” la jugada? En este librito de Harvard Business Essentials (me gustan estos libros por lo concisos, directos al grano, con vocación de ser  útiles)  proponen tener en cuenta los siguientes cuatro criterios:

  1. La adecuación estratégica: tiene el proyecto nuevo algo que ver con los objetivos a largo plazo que nos habíamos planteado.
  2. Foco: ¿hasta qué punto nos distraerá de lo que sabemos hacer? ¿Nos dispersará y perjudicará lo que estábamos haciendo? Quién mucho abarca, poco aprieta.
  3. Riesgo: ¿cuáles son las probabilidades de éxito?
  4. A la vista de todo esto, realmente ¿cuánto valor aporta? ya sea intentando cuantificarlo en dinero, o en fondo de comercio, o en prestigio como tarjeta de presentación…
Anuncios